Ir a Contenido Principal

Sinaloa y México requieren de nuevo Modelo de Desarrollo Rural: Dip. Feliciano Castro

Diputado Feliciano Castro, vestido de traje, habla en tribuna. Tras él un lote de banderas de México.
  • Congreso del Estado de Sinaloa
  • Abril 18, 2024

En México y Sinaloa se requiere de un nuevo Modelo de Desarrollo Rural que parta de reformar el artículo 27 constitucional para permitir a productores apropiarse del proceso productivo bajo la rectoría del estado y que cuenten con los instrumentos para incidir en el mercado, aseguró el diputado Feliciano Castro Meléndrez.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Sinaloa subió a tribuna este jueves para referirse a la problemática que enfrentan los productores de maíz en cuanto a obtener un precio justo para la venta de sus cosechas, próximas a levantarse.

Es justo, puntualizó, el reclamo de un precio que dé rentabilidad, pero se debe levantar la mirada para buscar una solución de fondo.

En la tribuna del Salón de Sesiones, precisó que el actuar de los productores de Sinaloa debe trascender las fronteras de Sinaloa, y propuso llevar ante el Congreso de la Unión una iniciativa de reforma al artículo 27 constitucional sobre la base de trabajar para alcanzar la soberanía alimentaria y que para ello el Estado mexicano genere los instrumentos para intervenir en el mercado.

La reforma, agregó, debe llevar a un nuevo Modelo de Desarrollo Rural que contemple tres variables: la rectoría del Estado, que los agricultores se apropien del proceso productivo y que los productores tengan los instrumentos para incidir en el mercado.

En su intervención, el diputado Feliciano Castro dijo que coincidía con la postura previamente expuesta por la diputada María Aurelia Leal López, en el sentido de que la agricultura sinaloense es altamente productiva.

Sin embargo, lamentó, el problema es que la rentabilidad que genera esa alta productividad no es para los pequeños productores tanto privados como ejidales, sino que se transfiere al extranjero a través de los costos de producción.

Como ejemplo de ello citó los altos costos de las semillas certificadas de maíz, las cuales son vendidas por empresas transnacionales y cuyas utilidades obtenidas las sacan de México.

La diputada Aurelia Leal López, de Morena, consideró injusto que los productores agrícolas, que son quienes labran la tierra, siembran el grano y levantan las cosechas, tengan menos que comer que quienes andan en fiestas sin hacer nada.

También observó que ya están por iniciar las trillas del maíz del ciclo Otoño-Invierno 2023-2024, y es hora que los productores siguen en la incertidumbre sobre el precio a que venderán sus cosechas.

Sin embargo, reconoció que tanto el Gobierno del Estado como el Gobierno Federal están realizando esfuerzos por proteger la economía de los productores agrícolas.

El diputado Feliciano Valle Sandoval, del Grupo Plural, se pronunció por un precio por tonelada que permita recuperar los costos de producción más una ganancia razonable.

De igual manera reconoció el apoyo y las gestiones que el gobernador Rubén Rocha Moya ha realizado y lleva a cabo a favor de los productores agrícolas.

Confió en que en este año se pueda lograr un buen precio para el maíz con base en la ley de la oferta y la demanda, pues ahora en Sinaloa se producirán cerca de tres millones de toneladas de maíz, que es la mitad de lo que se cosechó el año pasado.

“Sin maíz no hay país, y si al productor agrícola no le va bien, a nadie le va a ir bien”, dijo.

La diputada Tamara Gil Cháirez, del PAS, resaltó por su parte que Sinaloa subsiste principalmente del sector primario, donde la agricultura juega el principal soporte, razón por lo cual con la crisis que se avecina en este sector sin duda alguna impactará a todo el estado.