Ir a Contenido Principal

Muro de Honor – Genaro Estrada

Periodista, poeta, novelista, historiador y diplomático autor de la doctrina internacional conocida por su apellido paterno.

Genaro Estrada Félix nació en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, en una casona de dos pisos ubicada contraesquina de la plaza Machado, el 2 de junio de 1887. Sus padres fueron don Genaro Estrada y doña Concepción Félix.

Al realizar la instrucción primaria, Genaro Estrada sobresalió como alumno distinguido en la Escuela Modelo del puerto sinaloense. A muy temprana edad, entre 1892 y 1895, se sabe que escribió su primer artículo periodístico en el periódico El Sur de Sinaloa, que se publicaba en el Rosario, Sinaloa, y cuyo Director era Leopoldo Valencia.

En el año de 1899, a los 12 años cuatro meses de edad, ingresó al Colegio Rosales de Culiacán para cursar estudios preparatorios, permaneciendo como alumno hasta 1905. En total cursó 16 asignaturas; después se convertiría como autodidacta en responsable directo de su educación.

Entre 1899 y 1906, Genaro Estrada se inició en la literatura colaborando en la revista La Bohemia Sinaloense y es muy posible que ahí publicara su Canto a Rosales con el que obtuvo el primer lugar en los juegos florales, además de varios premios ganados en los concursos literarios que solía organizar el Colegio Rosalino.

Entre 1907 y 1911, Estrada se inició en el periodismo como aprendiz de tipógrafo y luego como redactor en el periódico El Monitor Sinaloense, que editaba en Culiacán su tío Faustino Díaz, apareciendo como director don Herlindo Elenes Gaxiola. Cabe agregar que el mencionado periódico se había convertido en el portavoz de un selecto grupo cultural _élite literaria_ formado por el doctor Enrique González Martínez, Jesús G. Andrade, Gabriel F. Peláez, Francisco Medina, Esteban Flores, Julio G. Arce, Samuel Híjar, Ignacio M. Gastélum, ingeniero Francisco Sosa y Ávila, José Rentería, Manuel Bonilla, Norberto Domínguez y Ricardo Carriarte.

Se cree que en 1907, apareció publicada su Entrevista a Teófilo Noris [niño héroe nativo de El Rosario, Sinaloa] presumiblemente en las páginas de un periódico del Colegio Rosales. Con esa entrevista que le hizo al héroe sinaloense de la gesta nacional de 1847 _durante la defensa del Castillo de Chapultepec_ Estrada inició su tarea de historiador a los 20 años de edad. Sin embargo, se desconoce hasta el momento el paradero de algún ejemplar de esta publicación.

Además, el joven Genaro Estrada fue regidor honorario del cabildo municipal de Culiacán.

En 1911, se hizo cargo del Diario del Pacífico que se publicaba en Mazatlán, tras lo cual decidió ir a probar suerte a la ciudad de México, donde se hizo cargo de la redacción de El Diario. Posteriormente, el director de ese periódico le da instrucciones para que se traslade al estado de Morelos, de donde envía crónicas telegráficas y presencia los combates entre federales y zapatistas. En ese medio de comunicación pública varios artículos con el seudónimo de Zapatador y también con la firma de Lápiz tinta.

En 1912, cambia de actividades y sale de El Diario, olvidándose del oficio peligroso de corresponsal de guerra. Enseguida, funda la efímera revista Argos, junto al poeta doctor Enrique González Martínez y además se da tiempo para trabajar como corrector de pruebas en un periódico de la capital.

En 1913, inicia sus labores como Secretario de la Escuela Nacional Preparatoria y también como catedrático de la materia de Gramática.

En el período de 1914_1915, continúa trabajando para la Universidad Nacional de México, combinando su labor académica con colaboraciones esporádicas para la publicación Revista de Revistas, en tanto que ingresa a varias sociedades científicas de la ciudad de México.

Genaro Estrada, fungiendo como Secretario General de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, tiene la oportunidad de organizar una velada literaria en homenaje a la figura del licenciado don Joaquín D. Casasús, quien fuera Vicepresidente de la institución, pues había fallecido en Nueva York el 25 de febrero de 1916.

También fue maestro de la Escuela Nacional de Altos Estudios. En 1920, viaja a Milán, Italia, en calidad de organizador de una exposición de nuestro país que presenta la Secretaría de Industria y Comercio; asimismo, al tiempo es profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de México.

En el año de 1921, Genaro Estrada se manifiesta como el alma de la Sociedad de Bibliófilos Mexicanos, pero también expresa sus grandes inquietudes de editor. Según relata don Artemio de Valle Arizpe _y el mismo Genaro Estrada_, tenía ciertos caprichos o extravagancias que le venían de su gran amor por los libros. Por ejemplo, en ese año publicó con una tirada de tan sólo 6 ejemplares: Noticias breves de la expedición militar de Sonora y Sinaloa.

En 1924, publica de manera póstuma la obra de don Eustaquio Buelna: Apuntes para la Historia de Sinaloa. 1821_1882, agregándole una introducción y notas. Aclarando además, que en su publicación tomaron participación don José G. Heredia, historiador y senador por el estado de Sinaloa, y otro sinaloense, el Secretario de Educación Pública, Dr. Bernardo J. Gastélum, por cuyo acuerdo se imprimió en el Departamento Editorial de la Secretaría de Educación Pública, corriendo los gastos de impresión por cuenta del Gobierno del Estado de Sinaloa.

1928, es el año de las ocurrencias y extravagancias de Genaro Estrada como bibliófilo. Pues, ordenó imprimir en México una edición únicamente para coleccionistas amigos, con sólo diez ejemplares de la obra: Vida y heroicas virtudes de Don Pedro Moya de Contreras, arzobispo mexicano,… escrito por Cristóbal Gutiérrez de Luna en 1619.

De 1923 a 1935, Genaro Estrada desarrolla una labor de ambiciosas proyecciones bibliográficas: localiza y difunde fuentes documentales para la historia social y literaria de México, como lo hicieron antes Francisco Sosa y Joaquín García Icazbalceta.

En marzo de 1924, es nombrado Oficial Mayor de la Secretaría de Relaciones Exteriores; en 1927, es Subsecretario; luego ocupa el puesto de Secretario de Relaciones Exteriores del 5 de febrero de 1930 al 20 de enero de 1932.

Es Embajador Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en la República española de enero de 1932 a fines de 1934. También fue Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Portugal y Turquía.

Cabe resaltar que Genaro Estrada asistió como delegado ante la Sociedad de las Naciones en 1930, donde presentó el 27 de septiembre de ese año, una tesis que se conoce en el ámbito de las relaciones internacionales como la Doctrina Estrada.

A mediados de enero de 1935, renunció al servicio exterior, pero continuó dirigiendo publicaciones bibliográficas y otras relacionadas con la historia nacional en la misma Secretaría de Relaciones Exteriores, tales como: Monografías Bibliográficas y el Archivo Histórico Diplomático Mexicano, con cuarenta volúmenes. Fueron numerosos los libros que escribió y publicó, entre ellos destacan: Poetas nuevos en México (1916); La Linterna Sorda (1919); Visionario de la Nueva España (1921); Pero Galín(1926); Crucero, Escalera, Paso a nivel y Senderillos al Ras, escritos entre 1928 y 1934.

Genaro Estrada falleció en la ciudad de México, el 29 de septiembre de 1937.

Mediante decreto Núm. 116, expedido por el H. Congreso del Estado de Sinaloa el 15 de mayo de 1973, publicado en el Periódico Oficial El Estado de Sinaloa, Núm. 75, de 23 de junio de 1973, se declaró Hijo Predilecto del Estado al Licenciado Genaro Estrada y se ordenó se inscribiera su nombre con letras de oro en un lugar destacado del Salón de sesiones del H. Congreso del Estado de Sinaloa.

Posteriormente, el 12 de enero de 1982, por decreto expedido por el C. Antonio Toledo Corro, Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa, se declaró Día de la Doctrina Estrada, el 27 de septiembre de cada año, fecha de la expedición del comunicado oficial del Gobierno mexicano que contiene el texto de la mencionada doctrina. Dicho decreto fue publicado el lunes 18 de enero de 1982 en El Estado de Sinaloa, órgano oficial del Gobierno del Estado.

Además, se declaró Año de Genaro Estrada el año de 1987, según decreto Núm. 9, expedido por el H. Congreso del Estado y publicado en el P. O. Núm. 5, de 12 de enero de 1987.

El 6 de junio de 1987, con el fin de conmemorar el primer centenario de su natalicio y los cincuenta años de su fallecimiento, la Dirección de Investigación y Fomento a la Cultura Regional (DIFOCUR) organizó en la ciudad de Culiacán un Coloquio sobre Genaro Estrada.

El 24 de octubre de 1996, Genaro Estrada e Isidro Fabela, precursores de la política exterior de México, recibieron un justo y merecido homenaje de parte de la LVI Legislatura de la Honorable Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, que en sesión solemne develó la placa donde están inscritos con letras de oro sus nombres. Por lo que Genaro Estrada es el primer sinaloense cuyo nombre está inscrito con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.